Usted está en: Libros / Panorama de Madrid y de sus cafés como espacios para la práctica de la sociabilidad pública (1765-1939)

Panorama de Madrid y de sus cafés como espacios para la práctica de la sociabilidad pública (1765-1939)

Mónica Vázquez Astorga

  • Edición en papel Formato: 17 x 24
    Páginas: 294
    ISBN: 978-84-18932-67-0
    Año: 2022
    25,00€
En esta publicación interesa la historia de los cafés de la ciudad de Madrid en el período comprendido entre 1765 y 1939, teniendo presente el contexto social y cultural del momento. La elección de la primera fecha citada responde al hecho de que fue en ese año cuando se instaló la fonda de San Sebastián (calle de Atocha), con un café —célebre por acoger una importante tertulia literaria— que podría considerarse como el primero de Madrid. Por su parte, la segunda fecha (1939) ha sido establecida en función de la finalización de la Guerra Civil, hito trascendente que tuvo también su impacto en los lugares fundados para la conversación y el intercambio de ideas. Este conflicto bélico hizo desaparecer el mapa de los cafés históricos y cambiar, en la mayoría de las ocasiones, su función.
Madrid fue una urbe de cafés y la costumbre de asistir a ellos estaba muy arraigada en la población. No solo se iba a tomar café sino que lo que se consumía no era más que un pretexto para hablar, sociabilizar y encontrarse. Cada uno de ellos tenía su propia fisonomía y clientela.
Para su estudio, hemos estructurado este libro en cuatro capítulos: en el primero, presentamos una breve historia del café como producto vegetal y como establecimiento público; en el segundo, realizamos un recorrido histórico por los cafés madrileños partiendo de sus orígenes (concretados a mediados del siglo XVIII) y trazando su evolución a lo largo del siglo XIX, momento en el que alcanzaron su pleno esplendor; en el tercero, nos centramos en su estudio durante el primer tercio del siglo XX, cuando la mayoría de ellos renovaron su aspecto ochocentista por otro más acorde con los tiempos modernos. Asimismo, tras la finalización de la Primera Guerra Mundial se produjo el inicio de la decadencia del café clásico y la consolidación del bar como expresión de una nueva manera de vivir; y, en el cuarto, cerramos con un epílogo en el que reflexionamos sobre el devenir de estos espacios de sociabilidad durante la contienda civil y en los años inmediatos.
La evocación que el escritor zaragozano José Blasco Ijazo hizo en los años cuarenta de estos lugares sintetiza muy bien lo que fue en esencia el café, es decir, una auténtica institución para la vida:

[…] Al Café se acudió antes, no solo a tomar la degustación sino a conversar, a observar, a opinar, a discutir, a dar lecciones, y a propagar noticias… ¡Las cosas que se habrán arreglado en el Café!
[…] Porque los habituales del Café constituyen una enciclopedia humana y porque no existe tema de la vida, de las artes y ciencias, que no se plantee en torno a una mesa de café.


Mónica Vázquez Astorga es doctora en Historia del Arte por la Universidad de Zaragoza con su tesis doctoral José Borobio Ojeda
(1907-1984): formación, actividad artística y contribución a la arquitectura aragonesa contemporánea
, defendida en 2005. Es profesora titular del Departamento de Historia del Arte de la Universidad de Zaragoza y de la Uni­versidad de la Experiencia de esta institución. Está especializada en arte contemporáneo y trabaja especialmente sobre arquitectura de esta época. Forma parte del grupo de investigación consolidado Vestigium (ref. H19_20R, IP: Dra. Concepción Lomba Serrano) y del proyecto de investigación Distritos culturales de museos, galerías, establecimientos y paisajes urbanos patrimoniales (ref. PGC2018-094351-B-C41, IP: Dr. Jesús Pedro Lorente Lorente). Su tesis doctoral se fundamentó en el estudio de la amplia producción arquitectónica y artística del zaragozano José Borobio Ojeda, habiendo publicado varios trabajos científicos entre libros y artículos referidos a este tema. Al mismo tiempo, su interés de investigación ha sido el estudio de otros artistas y arquitectos, así como de algunas de las manifestaciones artísticas de los siglos XIX y XX (arte del cartel, humor gráfico y mundo del dibujo y sus protagonistas, entre otras). En los últimos años, su actividad investigadora se centra en la arquitectura escolar y en los cafés históricos europeos como espacios para la práctica de la sociabilidad­ pública, que se ha plasmado en diversas publicaciones científicas. Entre sus textos sobre los cafés históricos europeos cabe destacar los libros Cafés de Zaragoza. Su biografía, 1797-1939 (2015) y Cronaca dei caffè storici di Firenze: 1865-1900 (2015). Ha ampliado sus estudios mediante estancias tanto docentes como de investigación en diferentes centros europeos. Este libro es el resultado de una estancia de investigación desarrollada en la Universidad Complutense de Madrid y de la consulta de diversos archivos y bibliotecas nacionales y extranjeros.