Colección:
Materias:
Formato: 12 x 22 cm.
Páginas: 252
Año: 2011
ISBN: 978-84-9704-551-3

A la sombra de los abedules

Consultar disponibilidad

    El responsable del tratamiento de los datos personales facilitados en el formulario es Ediciones Ediciones Trea S.L (Trea), quien los tratará con la finalidad de atender su solicitud. Tiene derecho a acceder, rectificar y suprimir sus datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional sobre privacidad.

    Melen­do, joven here­de­ro del con­de astu­riano Numio, atraí­do por la sabi­du­ría de los tex­tos lite­ra­rios y filo­só­fi­cos del mon­je Flaino y por las ense­ñan­zas del prín­ci­pe erran­te Magi­lo, ten­drá que deci­dir entre Niria, hija de un alfa­re­ro y amor de su vida des­de la niñez, y el inquie­tan­te mag­ne­tis­mo de Lena, hija del con­de Gesa­bo, que es la opción desea­da por su padre para unir ambas fami­lias. En su lucha inte­rior, las ten­sio­nes nobi­lia­rias, la aún sub­yu­gan­te pre­sen­cia de ritos pre­cris­tia­nos y los emba­tes de la natu­ra­le­za lo irán enfren­tan­do a su madu­rez per­so­nal y deja­rán un poso imbo­rra­ble en su vida.

    Nove­la de apren­di­za­je en la que los acon­te­ci­mien­tos narra­dos ocu­rren en un tiem­po de fusión y con­fu­sión entre las ances­tra­les creen­cias de los pue­blos astu­res, las tími­das secue­las de la roma­ni­za­ción y un cris­tia­nis­mo que se impo­ne a base, no pocas veces, de trans­for­mar o hacer suyas las con­vic­cio­nes y cos­tum­bres anti­guas. Debi­li­da­des y temo­res, dra­mas y tra­ge­dias, reali­da­des y espe­ran­zas, pes­tes y vio­len­cias. El amor y la muer­te. Cere­mo­nias paga­nas, supers­ti­cio­nes y prác­ti­cas mági­cas. Son los tiem­pos oscu­ros a caba­llo entre los siglos IX y X, don­de el mun­do sobre­na­tu­ral tie­ne un peso aún enor­me, ace­cha­do por las nue­vas corrien­tes filo­só­fi­cas, reli­gio­sas y socia­les que mar­can la orto­do­xia cató­li­ca y el celo polí­ti­co de la cor­te del rei­no de Astu­rias, en tiem­pos del monar­ca Alfon­so III el Magno, y don­de la natu­ra­le­za, madre y madras­tra, ofre­ce y qui­ta la vida, es gene­ro­sa a veces y, en oca­sio­nes, impla­ca­ble­men­te violenta.

    Com­par­tir