Ediciones Trea-978-84-17767-31-0-El fondo de la virtud-Michel Suárez
Colección:
Formato: 14 x 21.5 cm.
Páginas: 160
Año: 2019
ISBN: 978-84-17767-31-0

El fondo de la virtud

Consideraciones críticas sobre la civilización de la máquina y elogio de la eterna jurisprudencia de la «humanitas» y la «Res publica» de las letras a pesar de su impotencia contra la irresistible inclinación del hombre a la barbarie y la estupidez

16,00

El sue­ño de la razón pro­duc­ti­vis­ta nos hizo creer que el desa­rro­llo sin freno ni lími­te de la tec­no­cien­cia nos haría más caba­les, más jus­tos, más huma­nos. […] Sin embar­go, la cruel­dad, la sevi­cia y la estu­pi­dez se han mos­tra­do per­fec­ta­men­te com­pa­ti­bles con nues­tro esta­dio de desa­rro­llo mate­rial. La impa­ra­ble auto­ma­ti­za­ción, la lucha sin cuar­tel con­tra la natu­ra­le­za y la cul­tu­ra del dine­ro han per­fi­la­do una civi­li­za­ción que tras la últi­ma catás­tro­fe no titu­bea en ir siem­pre más allá. Esta civi­li­za­ción de la irres­pon­sa­bi­li­dad, del pen­sa­mien­to bina­rio y de la pér­di­da de la expe­rien­cia es la civi­li­za­ción de la máqui­na», expo­ne Michel Suá­rez en este mano­jo de peque­ños ensa­yos en los que des­plie­ga una eru­di­ción por­ten­to­sa y la hete­ro­do­xia más fres­ca para ofre­cer al lec­tor una impug­na­ción radi­cal y rami­fi­ca­da del Maels­trom con­tem­po­rá­neo; un rotun­do no camu­siano al impe­rio de la com­pe­ten­cia, la astu­cia, la codi­cia, el prag­ma­tis­mo y el utilitarismo.

Bebe­dor voraz de la fuen­te grie­ga que ensal­za­ra su admi­ra­da Simo­ne Weil, ávi­do lec­tor de Mon­taig­ne, Gra­cián o Rus­kin, ciné­fi­lo empe­der­ni­do, Suá­rez, cuyo pen­sa­mien­to entron­ca con la tra­di­ción liber­ta­ria pero se deja atra­ve­sar de toda cla­se de otras influen­cias —y par­ti­cu­lar­men­te de las adver­ten­cias sobre el rever­so tene­bro­so del pro­gre­so que des­pués de la Revo­lu­ción fran­ce­sa enun­cia­ran los no siem­pre bien lla­ma­dos reac­cio­na­rios—, ofre­ce a tra­vés de estos escri­tos un monu­men­to alza­do al ocio fren­te al nego­cio, a lo bello fren­te a lo útil, a lo len­to fren­te a lo inme­dia­to y a los hijos de Ludd fren­te a los ado­ra­do­res y ado­ra­tri­ces de la escla­vi­tud tecnológica.

 

 

Com­par­tir