Formato: 17 x 24 cm.
Páginas: 352
Año: 2019

Goya recuperado en las Pinturas negras y El Coloso

35,00

Los con­te­ni­dos de este volu­men res­pon­den al desa­rro­llo de las líneas de inves­ti­ga­ción tra­za­das por Car­los Fora­da­da con moti­vo de su tesis doc­to­ral, que des­ti­nó por ente­ro a las Pin­tu­ras negras de Goya. El tra­ba­jo ofre­ce un deta­lla­do aná­li­sis por el que com­pro­ba­re­mos que, tras el arran­que de las obras en 1874, su res­tau­ra­dor modi­fi­có amplia­men­te los con­te­ni­dos ori­gi­na­les de las com­po­si­cio­nes que Goya había ela­bo­ra­do sobre las pare­des de su pro­pia estan­cia, la Quin­ta del Sor­do, entre los años 1819 y 1824, una vez com­pa­ra­das con las foto­gra­fías que tomó J. Lau­rent antes de su res­tau­ra­ción. Los deta­lles digi­ta­li­za­dos de estas foto­gra­fías vie­ron la luz por pri­me­ra vez en su artícu­lo publi­ca­do en 2010, pero, si bien el actual libro se nutre de una pro­lon­ga­da inves­ti­ga­ción publi­ca­da en revis­tas cien­tí­fi­cas, una bue­na par­te de los estu­dios per­ma­ne­cía toda­vía iné­di­ta, de mane­ra que en la pre­sen­te mono­gra­fía se rom­pe defi­ni­ti­va­men­te el envol­to­rio que había ocul­ta­do las Pin­tu­ras negras des­de que fue­ron res­tau­ra­das en 1874. En la apro­xi­ma­ción al sig­ni­fi­ca­do de estas esce­nas Fora­da­da ha teni­do en cuen­ta el con­tex­to polí­ti­co y social que a su jui­cio deter­mi­nó sus con­te­ni­dos, con una exce­len­te docu­men­ta­ción de las fuen­tes his­to­rio­grá­fi­cas de dicho perio­do, don­de se inclu­yen los tes­ti­mo­nios del pro­pio artis­ta. El volu­men con­clu­ye con un capí­tu­lo que reco­ge el tra­ba­jo de inves­ti­ga­ción apli­ca­do a una pie­za cla­ve del patri­mo­nio cul­tu­ral de Espa­ña: El colo­so de Fran­cis­co de Goya. A pesar de su popu­la­ri­dad, El colo­so es una obra des­co­no­ci­da tam­bién para sus con­ser­va­do­res, a juz­gar por el infor­me publi­ca­do por el Museo Nacio­nal del Pra­do que moti­vó su recien­te des­ca­ta­lo­ga­ción. El tra­ba­jo ana­li­za tan­to la téc­ni­ca y el pro­ce­di­mien­to pic­tó­ri­co de la obra como su dimen­sión ale­gó­ri­ca, para escla­re­cer —en tér­mi­nos cien­tí­fi­cos— algu­nas pro­pie­da­des de esta pin­tu­ra que acre­di­tan la auto­ría de Fran­cis­co de Goya, y recu­pe­ra un óleo impres­cin­di­ble para com­pren­der la tra­yec­to­ria del pin­tor, pero tam­bién las deri­vas de nues­tro arte contemporáneo.

Com­par­tir