Materias: ,
Páginas: 408
Año: 2019
ISBN: 978–84-17140–93‑9

La utilidad de la historia

30,00

«¿Para qué sir­ve la his­to­ria?» era la pun­zan­te pre­gun­ta a la que Marc Bloch pre­ten­dió dar res­pues­ta en su Apo­lo­gie pour l’histoire en 1941 y que dio ini­cio a su fla­man­te refle­xión sobre el ofi­cio del his­to­ria­dor (Le metier de l’historien). Es que la inquie­tud por la uti­li­dad del cono­ci­mien­to sis­te­má­ti­co del pasa­do ha esta­do en el cen­tro de las preo­cu­pa­cio­nes de his­to­ria­do­res y filó­so­fos des­de el naci­mien­to de la dis­ci­pli­na. Ya Heró­do­to reco­no­cía la capa­ci­dad de delei­te y encan­to de la his­to­ria, sien­do ese uno de los pun­tos de par­ti­da para su refle­xión y aná­li­sis. Para él, así como para Tucí­di­des, Poli­bio y los demás his­to­ria­do­res clá­si­cos, la uti­li­dad de la his­to­ria era inne­ga­ble y resi­día, prin­ci­pal­men­te, en su valor didác­ti­co y ejem­plar, lo que lle­vó al gran Cice­rón a defi­nir­la como magis­tra vitae. Duran­te siglos dicho valor y uti­li­dad pare­ció ser algo ane­jo al cono­ci­mien­to his­tó­ri­co, has­ta que en los siglos XVIII y XIX algu­nos auto­res, como Hegel, comen­za­ron a arran­car­le pau­la­ti­na­men­te este carác­ter, aun­que otros, como Nietz­sche y Droy­sen, aún lo cul­ti­va­ban, según recien­te­men­te lo ha expues­to Chris­tophe Bou­ton. Duran­te el siglo XX, y lo que va del XXI, la uti­li­dad y la fun­ción orien­ta­do­ra del cono­ci­mien­to his­tó­ri­co ha sido con­sis­ten­te­men­te pues­ta en duda e inclu­so nega­da. En esta últi­ma pers­pec­ti­va, la his­to­ria emer­ge como un par­ti­cu­lar modo de rela­cio­nar­se con el pasa­do, lle­gan­do a ser en algu­nos casos solo un modo de dis­cur­so de ese pasa­do, cuya fina­li­dad está al mar­gen de su uti­li­dad y valor prag­má­ti­co en el pre­sen­te (Hay­den Whi­te y Michael Oakeshott). Este libro abor­da la refle­xión sobre esta pre­gun­ta central.
Com­par­tir