Ediciones Trea - 978-84-9704-563-6 - Las normas de descripcion archivistica
Formato: 15 x 21 cm.
Páginas: 192
Año: 2011
ISBN: 978–87-9704–563‑6

Las normas de descripción archivística: qué son y cómo se aplican

Consultar disponibilidad

    El responsable del tratamiento de los datos personales facilitados en el formulario es Ediciones Ediciones Trea S.L (Trea), quien los tratará con la finalidad de atender su solicitud. Tiene derecho a acceder, rectificar y suprimir sus datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional sobre privacidad.

    Esta obra estu­dia las nor­mas actua­les de des­crip­ción archi­vís­ti­ca e inten­ta pro­por­cio­nar algu­nas cla­ves para faci­li­tar su com­pren­sión y apli­ca­ción. Tal vez, tam­bién para su modi­fi­ca­ción… Revi­sa los pro­ble­mas rela­cio­na­dos con la defi­ni­ción e iden­ti­fi­ca­ción de las prin­ci­pa­les enti­da­des docu­men­ta­les, los deba­tes sobre el prin­ci­pio de pro­ce­den­cia, los mode­los con­cep­tua­les de des­crip­ción y las estruc­tu­ras de datos. Ana­li­za, sobre todo, las nor­mas pro­pues­tas por el Con­se­jo Inter­na­cio­nal de Archi­vos, pero tam­bién otras nor­mas que en Espa­ña y en otros paí­ses han desa­rro­lla­do aque­llas, así como el sis­te­ma aus­tra­liano de series o los esque­mas de meta­da­tos del docu­men­to electrónico.

    El modo en que des­cri­bi­mos los docu­men­tos depen­de en gran medi­da del modo en que con­ce­bi­mos los obje­ti­vos de los ser­vi­cios de archi­vo. En este tex­to, el pun­to de par­ti­da es una deter­mi­na­da inter­pre­ta­ción de los sis­te­mas de archi­vo, como sis­te­mas com­ple­jos que pue­den abar­car todas las eta­pas del ciclo de vida de los docu­men­tos y que pue­den cum­plir obje­ti­vos de carác­ter admi­nis­tra­ti­vo y cul­tu­ral al mis­mo tiem­po. Por otra par­te, el modo en que des­cri­bi­mos los docu­men­tos depen­de tam­bién de las herra­mien­tas tec­no­ló­gi­cas de que dis­po­ne­mos. En estos momen­tos asis­ti­mos a una trans­for­ma­ción del mode­lo infor­ma­ti­vo de carác­ter jerár­qui­co a otro basa­do en méto­dos rela­cio­na­les, deri­va­do, en gran medi­da, de la impor­ta­ción por par­te de la archi­vís­ti­ca de cier­tas téc­ni­cas de dise­ño y aná­li­sis de bases de datos. Sin duda, esa adap­ta­ción impli­ca una revi­sión de las posi­cio­nes teó­ri­cas de nues­tra dis­ci­pli­na en la medi­da en que estas son siem­pre una res­pues­ta a nece­si­da­des prácticas.

     

    Com­par­tir